La soledad del dibujante

Autor: Adrian Tomine

Tenía muchas expectativas por la llegada de la nueva obra de Adrian Tomine a España.

Tengo que confesar que es el culpable de mi acercamiento a la novela gráfica. Su obra “Intrusos” me abrió los ojos hacia un género que hasta hacía poco sólo identificaba con cómics de superhéroes o ciencia ficción.

La soledad del dibujante es desde un principio una obra peculiar, su presentación en forma de libreta tipo “Moleskine” lo hace más atractivo si cabe.

Y dentro ¿Qué nos encontramos? a un Tomine en estado puro, sus miedos, sus deseos, sus fustraciones y todo ello salpicado con grandes dosis de humor y sarcasmo.

Así que si no conocéis la obra de este gran dibujante os animo a que le descubráis como yo hice en su día.

Nacido en Sacramento, California, empezó autopublicándose una serie llamada Optic Nerve cuando tenía 16 años. Al cumplir los 20, la editorial Drawn & Quarterly le hace su primera oferta.Sus cómics se han recopilado en antologías tales como McSweeney’s, Best American Comics y Best American Nonrequired Reading. Desde 1999, Tomine trabaja regularmente para New Yorker, aportando su particular estilo para más de 50 portadas ya consideradas clásicas. Vive en Brooklyn con su esposa y sus dos hijas.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: